Acompañada de sus familiares y amigos cercanos, la sampetrina despidió su soltería con una emotiva reunión organizada por su mamá, Magdalena Morales de Elizondo, y su suegra, Sara Argüello de Audelo. Llena de felicitaciones e ilusión, Marián espera el día de su boda el próximo año en Oaxaca.