Una mañana de domingo familiar fue la que eligieron decenas de sampetrinos para salir de la rutina y pasar un rato ameno con sus seres queridos. Las tradicionales actividades como andar en bicicleta, realizar caminatas y ejercitarse no pudieron faltar.